Tomaba Video a Mujeres Debajo de la Ropa. Pero Lo Dejaron Libre Por ESTO ¡Indignante!

> Mostrar Vídeo: "Tomaba Video a Mujeres Debajo de la Ropa. Pero Lo Dejaron Libre Por ESTO ¡Indignante!" <
PUBLICIDAD

Cualquiera podría pensar que el mundo y la sociedad debe de ir avanzando, que los errores que se cometieron antes ya no pasarán más, y que cada vez más optamos por un camino bueno. Pero la triste realidad es que no es así, y casos tan obvios y sencillos terminan ‘resolviéndose’ para mal.

Uno podría pensar que si a un hombre se le atrapa tomando fotos y video a una mujer por debajo de la falda, debería de ser detenido. Pero no es así, no siempre, y aparentemente esto no es nada grave, ni siquiera un delito, al menos para la policía de Nuevo León, en México.

La mujer que sufrió este ataque, porque no hay manera de llamarle de otra forma, contó a un periódico local que ella estaba en una plaza comercial, cuando el agresor se le acercó disimuladamente, se inclinó a un lado de ella con el pretexto de revisar unas bolsas que él llevaba consigo, y que puso en el suelo.  En ese momento la empleada de una de las tiendas le dijo al oído que el hombre la estaba grabando con su celular por debajo de la falda. Tras verse descubierto el agresor intentó escapar, salió de la tienda, pero ella lo fue siguiendo y reclamándole a gritos. Ahí otras tres mujeres lo interceptaron, ya que aparentemente una de ellas había sufrido de lo mismo unos momentos antes.

PUBLICIDAD

Pidió ayuda a los guardias del centro comercial, pero se negaron a ayudarla, y de hecho, tardaron en llamar a la policía, ya que era su labor, pero no lo hicieron con prontitud. En ese tiempo, el hombre muy nervioso y pidiendo clemencia a las mujeres, se dio tiempo a borrar las fotos y videos que tenía.

Los policías tardaron 40 minutos en llegar, lo cual es en verdad algo inadmisible, pero aun así, ella paciente los esperó, y se encargó que el agresor no se fuera a ningún lado. Pero en realidad no llegaron a solucionar nada, sino a hacer la situación aún más lamentable e indignante.

“Me dijeron que por no haber tocamientos no procedía una denuncia, nada más lo iban a detener por faltas administrativas. Supuestamente lo tendrían 36 horas detenido, y él hizo un escándalo por eso. Me dijeron que como no había delito, no podía denunciar, y además él ya había borrado todas las fotos, y los videos.”

Así fue que el hombre fue liberado, sin necesidad de pagar realmente por lo que estaba haciendo, acosando a otras mujeres de forma indignante y muy cobarde.

PUBLICIDAD