Se fue al sótano para morir en paz. Lo que pasó después fue increíble

> Mostrar Vídeo: "Se fue al sótano para morir en paz. Lo que pasó después fue increíble" <
PUBLICIDAD

Esta es la historia de Jerry, un perrito de la calle, como tantos. Que vagabundeaba y que buscaba conseguir el alimento diario para apenas sobrevivir. Por infortunios de la vida, y en una confrontación, quedó gravemente herido.

Si la vida cuando estaba sano era durísima, imagínense como era para Jerry caminar por las calles, arrastrando el dolor de sus lesiones. Lo peor, es que éstas se agravaban a medida que pasaban los minutos.

Sin esperanza alguna, resignado, entró a una tienda y se dirigió silenciosamente al sótano. El dueño, al percatarse de la situación, lejos de espantarlo y hacer que se vaya a otro lado, quedó perplejo con la profunda herida que Jerry tenía en la cabeza e inmediatamente llamó a la India Aid Unlimited.

Como puedes ver en las siguientes imágenes, cuando fue rescatado, el perro sufría un montón. No podía abrir los ojos, y los gemidos eran desgarradores.

PUBLICIDAD

Los rescatistas, empezaron a brindarle cuidado, protección, medicación. Y, con paciencia, amor, lograron que Jerry se vaya recuperando poco a poco. Nuestro perrito se aferraba a la vida, porque era la única esperanza que le quedaba.

Después de las 9 semanas ya teníamos novedades. Gracias a Dios y principalmente, a los rescatistas, Jerry se recuperó. Le quitaron las vendas, y éste fue el resultado.

Jerry el perrito que decidió esperar por la muerte, porque ya no daba con la vida que tenía, logró tener una segunda oportunidad. Ahora, es un perrito alegre, juguetón, con muchas energías y mucho amor por repartir a la humanidad.
Gracias, a los que hicieron posible, esta hermosa historia. Al dueño de la tienda que no lo dejó morir, a la Organización que se encarga de refugiar a los animales abandonados y todos los que, de una u otra forma, lograron esto.

PUBLICIDAD