Prendió la Cámara Para Ver a su Perro Pero en su Lugar Miró Algo Escalofriante

> Mostrar Vídeo: "Prendió la Cámara Para Ver a su Perro Pero en su Lugar Miró Algo Escalofriante" <
PUBLICIDAD

Sandie Kaplanis tiene una perrita, Amber, la cual estaba enferma, por lo que decidió comprar una cámara de video para poder monitorearla cuando no estuviera con ella. Sufría de una falla hepática que a sus 14 años era algo más que serio.

Ella vive en Maryland, Estados Unidos, en donde pudo configurar todo para incluso ver lo que la cámara de video captaba en vivo desde su celular todo el tiempo. Un día de esos decidió abrir la app de su celular para mirar a su perrita, pero en lugar de verla miró algo en verdad escalofriante.

Se trataba de una niña acostaba en su cama. Una pequeña que no sabía quién era o en dónde estaba. No tenía idea de por qué esto le aparecía en su cámara. Apagó la app, el móvil y de nuevo lo intentó, solo así pudo ver a su perrita, pero esto le sucedió otras dos veces en el día.

PUBLICIDAD

“Quité mis datos del registro y luego los ingresé de nuevo, ahí vi a mi perra. Pero cuando salí y volví a entrar estaba la niña de nuevo”, declaró Sandie Kaplanis a una cadena de televisión local, muy interesada en que su historia se supiera. “Quiero que la gente sepa que hay una posibilidad de que si compras esto y lo preparas para tu hija pequeña, alguien más puede estar mirando”.

Asegura que contactó a la compañía productora de las cámaras, quienes se disculparon con ella y mandaron 4 nuevas cámaras para ayudar a mitigar el error. Aunque en realidad nunca explicaron la razón por la cual sucedía esto.

Ella está preocupada por lo que pudiera pasar. Alerta a los demás dueños de estas cámaras, por lo regular padres de niños a los cuales monitorean por medio de estas, que deben de tener cuidado, y que por lo visto otras personas podrían estar mirando a sus hijos sin que ellos lo sepan.

PUBLICIDAD