Pensó que el León era Manso… Pero Luego Pasó Esto

> Mostrar Vídeo: "Pensó que el León era Manso… Pero Luego Pasó Esto" <
PUBLICIDAD

Los leones son de los animales salvajes más peligrosos del mundo, eso lo sabemos todos… o al menos la mayoría, ya que hay algunos que todavía piensan que pueden acercarse y acariciarlos como si fueran un gato o un perro. Los resultados son casi siempre desastrosos.

Esto ocurrió en Pakistán, en un zoológico de una localidad en donde un domador pensó que era una excelente idea el dejar entrar a uno de los visitante a la jaula de los leones, y aparte de esto, sugerirle que acariciara a una de las leonas que estaban acostabas descansando. Este domador acercó al visitante a la leona, y le enseño cómo debía de acariciarla. El visitante le hizo caso y comenzó a tratar de acariciarla, poco a poco, hasta lograr hacerlo un par de veces.

El problema fue que la paciencia que la leona mostraba en la escena llegó a su límite, ya que aguantó mucho tan molesta visita, y reaccionó levantándose de golpe y se le fue encima al visitante. Este comenzó a correr tratando de salvarse, pero la leona era más rápida que él y lo alcanzaba siempre.

PUBLICIDAD

De no ser por la reacción que el domador tuvo, alcanzando a la leona e indicándole que se calmara, la vida del visitante muy posiblemente hubiera terminado ahí, de una forma bastante violenta, o de menos, quedaría muy lastimado y hospitalizado.

Los gritos de desesperación del visitante no se hicieron esperar, y aun después de ser rescatado, seguía bastante estresado, y seguramente que en ese momento entendió lo obvio y evidente: no se debe de acercar a los leones, o animales similares en cuanto a peligrosidad, o el resultado será como este.

Autoridades del zoológico aseguran que este tipo de prácticas no son usuales, y que fue responsabilidad y decisión del domador el hacer esto. Aun así, otros visitantes aseguran que es algo que se ofrece a la entrada del zoo.

PUBLICIDAD