Atrapan a Maestro de Kinder Que Abusaba de Niños, y Dice “Pues Ya Qué, Ya lo Hice”

> Mostrar Vídeo: "Atrapan a Maestro de Kinder Que Abusaba de Niños, y Dice “Pues Ya Qué, Ya lo Hice”" <
PUBLICIDAD

El maestro de inglés de una escuela preescolar en Azcapotzalco, en México, fue atrapado por padres de familia enfurecidos tras descubrirse que había abusado de un niño de 5 años, y que el resto de niños presentaban señales de haber sufrido distintos tipos de abuso también. Estaban a punto de lincharlo, y cuando estaba acorralado, encima del daño hecho, se atrevió a decirles “Pues ya lo hice, ya qué”.

La captura ocurrió en la noche, después de todo un día en el que los padres de familia habían rodeado la escuela, exigiendo que el maestro saliera, lo cual no ocurría ya que el resto del personal docente, principalmente la directora del plantel, lo estaban encubriendo y protegiendo. Pero al llegar la noche, el maestro intentó escapar de la escuela en un auto. Este fue interceptado por los padres de familia, quienes obligaron a salir al agresor a la fuerza.

Al maestro de le ha identificado como María José ‘N’, de apodo ‘Joe’, y el plantel en el que labora es el Jardín de Niños Miguel Hernández, en donde imparte la materia de inglés.

PUBLICIDAD

Durante sus clases, el maestro fingía jugar con los niños un juego inventado por él mismo, llamado ‘Pikachu’, como el popular personaje de videojuegos y caricaturas, en el que por medio de engaños tocaba a los niños en todo su cuerpo, incluyendo los genitales, al igual que los besaba. Esto era tanto a niños como a niñas por igual. Además amenazaba a los niños con agredir a sus familiares si es que alguno de ellos decía sobre el juego.

Todo esto había sucedido impunemente hasta que un niño habló con sus padres sobre el juego, quienes poco a poco lograron que el niño les dijera a detalle todo en lo que este consistía.

Ahora el maestro se encuentra detenido, y está en proceso de ser enjuiciado. Aunque todo indica que será ingresado a la cárcel, falta esperar a que se le sea dictada condena, ya que antes han ocurrido casos en los que los grandes huecos legales permiten a este tipo de agresores salir libres.

PUBLICIDAD